Home

Estoy convencido de que únicamente la cercanía de los padres puede salvar a nuestros hijos

Tienen razón los que afirman que tu sueño cambia una vez que tienes hijos; tu sueño y tu vida.  Primero por el llanto nocturno, el reflujo, el cambio de pañales, la alimentación a libre demanda y esas ronchitas que le salieron en la panza.  Semana tras semana en las que el nuevo rey o reina del hogar establece tu horario y hace trizas tu ciclo sueño – vigilia.  Con el paso del tiempo aprendes a identificar lo que necesita entre toda una gama de llantos en que, sin entender cómo, sabes con precisión de relojero si tiene hambre, sueño o cólico.  Pasa el tiempo y viene la calma; duerme toda la noche, pero tu sueño nunca vuelve a ser tan profundo como antes; no pierdes el alerta por completo, por lo menos cuando son pequeños.

Los hijos crecen.  Mientras más grandes los hijos, más grandes las satisfacciones pero también los riesgos y los problemas.  Hago un paréntesis para aclarar las cosas: no me quejo; disfruto mi paternidad, me siento bendecido y agradecido por ella, así que esta publicación nada tiene que ver con el fatalismo y el reclamo; todo lo contrario.

Las razones para mantenerte alerta cambian con el paso de los años.  En un país en el que los niños y niñas comienzan a consumir bebidas alcohólicas a los 10 años de edad; y drogas antes de los 14, es indispensable no bajar la guardia.  En Aguascalientes, en uno de cada cuatro o cinco nacimientos la madre es adolescente. Se ha registrado embarazos en niñas de 13 años, y tenemos niñas de 15 que cursan su segundo embarazo.  La violencia es otro tema que merece especial atención, como también la presencia abrumadora y no siempre positiva de los medios y redes sociales, la falta de valores y la creciente influencia de los anti-valores que tanto dañan la vida del adolescente y afectan negativamente a la sociedad.

Estoy convencido de que únicamente la cercanía de los padres puede salvar a nuestros hijos; o por lo menos tener más probabilidades de hacerlo.  Es precisamente estar ahí, desde el principio y en todo momento, lo que paradójicamente les protegerá cuando no estemos con ellos.

Tal vez tu hijo no recuerde las ocasiones que en la madrugada entraron juntos a la regadera para disminuir su fiebre, o las noches que pasaste en vela cuidando su sueño inquieto, pero te aseguro que su corazón lo sabe. Que tu hijo te vea al lado del campo cuando hace una buena jugada o anota un gol; que tu hija sepa que estás entre el público que aplaude una rutina de gimnasia bien hecha; que se encuentren en tus ojos orgullosos al concluir su presentación en el festival de primavera, su exposición en la clase pública o la declamación que tanto trabajo le costó memorizar es una vacuna que durará toda la vida.  Para ellos ese partido, esa presentación, ese festival puede ser lo más importante y emocionante que les ha ocurrido en la vida, ¿y a quién no le gusta compartir los momentos importantes con sus padres?

No encuentro otra forma de proteger a los hijos de las amenazas y malas influencias con las que se encontrarán como adolescentes y adultos: no buscarán llenar espacios vacíos porque tu amor y tu presencia no habrán dejado ninguno.

Anuncios

9 pensamientos en “Vacuna para la vida

  1. Los hijos son el proyecto y el trabajo más importantes de un ser humano. Protegerlos también contra tanta tontería, frivolidad y sentimentalismo barato que flotan en el ambiente. Tu amor y tu ejemplo de vida y, si se puede, hacer que se enganchen en el amor por la lectura, para que desarrollen un juicio independiente.

    Me gusta

  2. !Gracias y Felicidades por el Blog!
    Los hijos siempre seran el reflejo de los padres, seamos pues un buen espejo. Son como la semilla, que plantandose en tierra fertil y recibiendo todos los cuidados, lograra germinar, crecer y florecer. luchemos pues por heredar buenos hijos y trascendamos generación tras generación, para mejorar la sociedad que tanto falta hace. Porque solo al tener una buena sociedad, se podra pensar en “legalizar” muchas cosas, para que cada quien asuma con resposabilidad sus actos y sin dañar al resto de la sociedad, que ya de por si en estos momentos esta muy deteriorada. Solo pido bendiciones para que podamos corregir y mejorar.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s